El problema del agua en Guatemala

El problema del agua en Guatemala
“Miles de personas han sobrevivido sin amor, pero ninguna sin agua”


En Guatemala se talan más árboles de los que se plantan. La deforestación es uno de los problemas más importantes en el país. En los últimos 50 años, la mitad de los bosques han desaparecido. El 75% de los árboles que se cortan se utilizan para hacer fogatas y hervir el agua para cocinar.

El 95% del agua en Guatemala es peligrosa para beber. El agua del grifo en no se puede tomar, ni extranjeros ni locales. Incluso los nativos tampoco deberían de tomar agua del chorro. La preocupante situación del agua se debe a la falta de infraestructura, la contaminación, el crecimiento de la población, la falta de financiación de parte del gobierno y la falta de saneamiento no regulado en el país.

Además el 97% de los lagos y ríos de Guatemala están contaminados. Tomar de esta agua puede provocar enfermedades estomacales provocados por bacterias y parásitos. Los guatemaltecos sin acceso a agua potable sufren de enfermedades crónicas como diarrea y cólera. Enfermedades que pueden llegar a ser fatales.

El 5% de los niños guatemaltecos morirá antes de llegar al jardín de infancia o al primer grado. En otras palabras, 1 de cada 20 niños guatemaltecos morirá antes de cumplir los 5 años.

La crisis del agua también afecta a los niños de otras formas. Los niños, especialmente los que viven en zonas rurales, se enferman con regularidad por beber agua sucia. Cuando estos niños están enfermos, es menos probable que tengan un buen desempeño en la escuela, su asistencia se ve gravemente afectada y constantemente pierden las tareas y otras oportunidades de aprendizaje.

Se observa con frecuencia que tienen rutinas académicas y sociales menos establecidas, que pueden tener efectos duraderos en sus oportunidades y experiencias de aprendizaje.

Para promover la salud y la higiene, los trabajadores comunitarios en Guatemala alientan a las personas a hervir o clorificar el agua con fines de purificación. Hervir el agua o

clorarla puede ser extremadamente eficaz para eliminar bacterias y parásitos dañinos y la mayoría de las familias tienen acceso a una solución de cloro o leños para hacer fuego. Dicho esto, se ha descubierto que tanto a los niños como a los adultos no les gusta el sabor del agua hervida o clorada y, por tanto, no la beben.

Otro factor es el uso regular de fuegos para hervir agua no es saludable y pudiese llegar causar problemas respiratorios. Además, la gran cantidad de troncos que se usan para hervir el agua den Guatemala contribuye en gran medida a la deforestación; se talan más árboles y luego no se plantan.

Sabiendo todo esto, nos damos cuenta de la complejidad de este tema y entendemos que el uso de agua hervida o clorada para beber en Guatemala no es la mejor solución al problema del agua contaminada.

¿Una solución? Filtración de agua

La invención: Ecofiltro

Ecofiltro, una empresa social en Guatemala que se estableció formalmente en 2010, adoptó la tecnología de vasijas de cerámica descubierta por José Fernando Mazariegos Anleu durante la década de 1990.

La misión de Ecofiltro es llevar agua potable a todos los guatemaltecos, especialmente a sus habitantes rurales. Ecofiltro se refiere a sí mismo como una empresa social, lo que significa que tiene el cerebro de una empresa y el corazón de una fundación.

Ecofiltro ha vendido casi 500,000 filtros desde 2010 y el cincuenta por ciento de estos se puede encontrar en las partes de difícil acceso de Guatemala. Se estima que sus productos son responsables de evitar enfermedades y muertes, reducir las emisiones de dióxido de carbono e incluso ahorrar dinero a las familias rurales cada año.

Ecofiltro tiene el objetivo de llegar a un millón de familias para 2020.

El fundador y director ejecutivo de Ecofiltro, Phillip Wilson, está comprometido en compartir el producto de su empresa con niños en edad escolar porque cree que estos niños son el futuro de Guatemala. Al enseñar a los niños sobre la importancia del agua potable a una edad temprana, los niños desarrollan hábitos saludables de por vida que los benefician enormemente a ellos y a sus familias, y reducen en gran medida las enfermedades.

Ecofiltro proporciona no solo un gran producto, sino también una gran educación para los niños en edad escolar sobre por qué la purificación del agua es tan importante.

Los filtros también son sostenibles de otras formas. La creciente popularidad del uso de Ecofiltro en Guatemala está reduciendo los productos plásticos de un solo uso. Los hoteles están comenzando a tener un mayor deseo de brindar “vacaciones ecológicas” y de obtener la certificación de Rainforest Alliance para atraer a los viajeros conscientes de su huella ambiental

El Mega Filtro creado y diseñado por Grupo Brocal (90 Litros)


Cada día crece el numero de guatemaltecos que se preocupa por el bienestar del país y su gente. En Grupo Brocal creemos y nos guiamos por el bien común. Por eso trabajamos de la mano con Ecofiltro para fabricar el Ecofiltro mini y el Ecofiltro Mega, de un plástico que no contamina, a un precio accesible para todos los guatemaltecos y de una calidad que dura para toda la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × five =