EL MANEJO DE LOS DESECHOS BIOINFECCIOSOS EN GUATEMALA

El ser humano ya no es el dueño del mundo, como pretenciosamente creía por su capacidad de someter la naturaleza a su antojo. Si la humanidad quiere garantizar a las generaciones futuras un desarrollo sostenible, debemos respetar ciertas condiciones, preocupándonos del equilibrio del medio ambiente y de la salud de todos los habitantes del planeta. El desarrollo humano y el estado del medio ambiente son factores complementarios entre sí.

Según las leyes internacionales y estudios importantes, nos orientan a que es necesaria la protección y mejoramiento del medio ambiente, sobre todo: la recolección, clasificación, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de los mismos; provenientes de los hospitales públicos o privados, y centros de atención medica.

Con el paso de los años, el ser humano comienza a tomar conciencia del daño que ha causado a la naturaleza. Este daño es tan grave y, probablemente irreversible, que peligran todas las especies, incluyendo al mismo ser humano.

El daño se produce, en parte, por el mal manejo de la basura, tanto de las personas individuales, como de las industrias. Esta basura es formada por los desechos que proceden de diferentes fuentes y pone en peligro a gran cantidad de personas en Centroamérica. Como consecuencia de este mal manejo se ve afectada toda la población, pero el impacto es más severo en las familias de escasos recursos económicos.

Como se menciona en el párrafo anterior, el manejo irresponsable de los desechos se produce tanto por personas individuales como por la colectividad, incluyendo a los establecimientos de salud. En los que se producen desechos que ponen en peligro la salud cuando no son tratados adecuadamente.

Este articulo tiene como propósito la información educativa de la normativa relacionada con el manejo de desechos sólidos hospitalarios, la cual debe ser ejecutada por los servicios de atención a la salud tanto pública como privada, por lo tanto, el personal de salud a nivel local, deberá socializar, monitorear y supervisar su aplicación.

La mayor parte de países en América Latina han iniciado desde principios de la década de los años ‘90 la implementación de programas de control de desechos bioinfecciosos que priorizan la creación de la infraestructura adecuada para proveer de los medios administrativos y tecnológicos necesarios para tratar adecuadamente los desechos producidos por el ser humano que provienen, en gran medida, de las actividades industriales y de atención de salud.

En el contexto de estos programas nace en 1994 el Programa Regional de Desechos Sólidos Hospitalarios, como resultado del convenio 91-30 entre la Unión Europea y los Gobiernos Centroamericanos (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá). Estos países aprobaron la Alianza para el Desarrollo Sostenible como una estrategia regional de desarrollo. Esta estrategia se orienta al logro de objetivos específicos ambientales, donde se incluyen, directa o indirectamente, el manejo de desechos sólidos peligrosos que tienen la finalidad de contribuir en la solución de la problemática emanada por las instalaciones de salud y otras semejantes, tales como: laboratorios, farmacias, clínicas veterinarias, etc.

Reconociendo la importancia que tiene el manejo de desechos sólidos hospitalarios, es importante conocer el proceso correcto de los mismos.

  • Separar y colocar en el contenedor correspondiente cada desecho, de acuerdo con sus características y peligrosidad. Cómo poner la basura en su lugar, colocar los contenedores correctos en el lugar adecuado, porque una segregación adecuada es reflejo de una buena clasificación.
  • Según la clasificación y el estado físico de los residuos, se determinan los tipos de bolsas y contenedores más apropiados para su desecho y las conductas adecuadas, con el fin de que el personal de recolección identifique rápidamente el contenedor para el desecho adecuado del mismo.

En Grupo Brocal tenemos una misión y es: velar por la salud y asistencia social de todos los habitantes y desarrollar a través de las instituciones acciones de prevención, promoción, recuperación, rehabilitación y coordinación pertinentes, a fin de llegar al más completo bienestar de la comunidad guatemalteca.

La prevención de la contaminación ambiental es una obligación general de los habitantes del país y de las instituciones de derecho público, con el fin de propiciar un tipo de desarrollo, en su vertiente social, económica y tecnológico.

1.MSPAS: Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social

2.CONAMA: Comisión Nacional del Medio Ambiente.

3. DHP: Desechos Hospitalarios Peligrosos

4. EIA: Estudio de Impacto Ambiental. 5. Universidad de San Carlos: Marco Vinicio Rodríguez, M.A. Blandon

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nineteen − 13 =